Culminan exitosamente las prácticas de verano del DFI

31-01-19 Hugo Arellano 0 comentarios

Tras casi un mes de trabajo en los laboratorios del Departamento de Física FCFM de la Universidad de Chile, 42 estudiantes chilenos y extranjeros culminaron su participación en las prácticas de verano 2019.

Este año, el programa que fue el primero en su tipo en el país, se desarrolló entre el 3 al 8 de enero.
 
La experiencia de los participantes
 
“Aprendí mucho en esta práctica con los profesores, este fue mi primer trabajo con la materia activa, que estudia los seres vivos básicamente, lo cual fue muy entretenido”, dice Gerd Hartmann, estudiante de Física del DFI, quien trabajó junto a la profesora María Luisa Cordero, académica del Departamento de Física FCFM de la Universidad de Chile e investigadora del Núcleo Milenio de Materia Activa.
 
Su proyecto de práctica fue respecto de la viscosidad sobre un fluido con bacterias, “donde creamos un método para medir dicha viscosidad, algo que era muy difícil de hacer con las formas convencionales”, teniendo como resultado un nuevo método para medir dicha viscosidad de manera más eficiente que las formas tradicionales
 
Tras esta experiencia Hartmann indica que “recomiendo totalmente a los estudiantes de Chile realizar estas prácticas donde no se requiere de tanto conocimiento previo… sólo las nociones básicas, pues acá es mucho más experimental y se aprende haciendo”, concluye.
 
Alexis Guirriman, estudiante de cuarto año de Física FCFM, cuyo trabajo consistió en optimizar una antena con el uso de metamateriales también señaló su conformidad con los resultados obtenidos.
 
“La gracia de los metamateriales es que pueden cambiar la energía de la antena en función del ángulo, lo que se puede hacer con dos lenguajes distintos, uno el puramente físico y el otro desde lo eléctrico. Entonces, pude relacionar esos dos lenguajes distintos, midiendo la energía y cambiando el patrón de radiación a través del usando los metamateriales”.
 
Para lograr lo anterior el joven trabajó junto al profesor Claudio Falcón, académico del Departamento de Física FCFM de la Universidad de Chile e investigador del Núcleo Milenio de Metamateriales. “El profesor es una una persona muy motivadora, y sin duda seguiré trabajando con él durante el semestre. Me encantó la pedagogía y pasión que le pone a lo que hace “, concluye Guirriman.
 
En el área de la Cosmología, Javiera Hernández, quien tras terminar el plan común entró a la Licenciatura en Astronomía FCFM, junto a Mauricio Rojas, estudiante de cuarto año de Física, se adentraron en los primeros minutos del Universo tras el Big Bang, para lo cual colaboraron con el profesor Gonzalo Palma, académico del Departamento de Física FCFM de la Universidad de Chile.
 
Hernández señala que “esta investigación trató de reconstruir el momento primordial, el primer momento tras el Big Bang. Lo que buscábamos era demostrar que la energía fuera uniforme… ya que tenemos la primera imagen del Universo a través de la radiación cósmica, pero también que aquellas circunstancias donde la energía no era uniforme es cuando se formaron galaxias, estrellas, planetas, etc.”, señala
 
Por su parte, Rojas, valora la experiencia de investigación en las prácticas. “El profesor fue muy hábil en explicarnos los  conceptos, que son muy difíciles, mucho más complejos de lo que habíamos estudiado previamente, pero con estas simulaciones de datos que generamos él logró explicarnos, cosas como las matemáticas de la relatividad general que son francamente muy avanzadas”.
 
Desde el extranjero
 
Mariano Uria, estudiante del Magíster en Física de la Pontificia Universidad Católica del Perú, decidió postular a estas prácticas luego de conocer a Carla Hermann, académica del Departamento de Física FCFM de la Universidad de Chile e investigadora del Instituto Milenio de Óptica MIRO.
 
“Siempre me interesaron las simulaciones de los sistemas cuánticos, además conocía a la profesora Hermann por una serie de charlas de la Optical Society of America en Lima, donde conversamos y habló sobre las prácticas de verano y que podrían ser una oportunidad importante para hacer una investigación”, comenta Uria. Así fue como a través de simulaciones computacionales logró generar “estados cuánticos que se conocen como estados de gato de Schrödinger, lo logramos a través de la iteración de dos atamos y una cavidad cuántica” explica.
 
Estos resultados le permitirá continuar su trabajo en Perú, donde espera aplicarlos en futuros trabajos, pero también ahora están planeando una futura publicación.
 
Por su parte Lorena Layana, estudiante ecuatoriana del último año de Ingeniería en Nanotecnología en la Universidad de Investigación y Tecnología Experimental Yachay Tech logró llevar adelante su trabajo sobre nanotecnología “Formación de nanoalambres de Cobre depositados sobre superficies de grafito (HOPG, higly oriented pyrolitic graphite)”.
 
Dicha investigación fue llevada a cabo con la guía del profesor Marcos Flores, académico del Departamento de Física FCFM de la Universidad de Chile e investigador del Núcleo Milenio de Nanotecnología MultiMat. “A medida que aumentábamos el depósito de cobre sobre esta superficie, teníamos que el ancho y la altura de los nanoalmabres crecían”, con lo cual alcanzamos nuestros objetivos, indica Layana.
 
Mientras tanto, su compañero de investigación Hugo Henríquez, estudiante de cuarto año de física del DFI tuvo palabras de reconocimiento por la labor docente, “esta práctica me sirvió para mi desarrollo profesional, aprendí a utilizar máquinas que antes no sabía cómo operar, así como nuevos conocimientos teóricos. Espero seguir trabajando en nuevos proyectos con el profesor Flores”.


Sobre el programa de  prácticas de verano
 
En tanto Felipe Barra, director del Departamento de Física de la FCFM, explica que el Programa de Prácticas de Verano “partió con la idea de darles a los alumnos una experiencia de investigación, pero luego se consideró también que sería muy bueno atraer alumnos de otras universidades a conocer lo que hacemos”. Las prácticas cuentan con un programa de becas que permite que los estudiantes – que lo soliciten- puedan solucionar su coyuntura económica durante el mes del programa.
 
En el lado de la organización el Doctor Barra explica que “todo funcionó muy bien y ello se debió en gran medida por dos factores: gracias a la experiencia que acumulada en versiones anteriores y  gracias a la energía que entregaron los encargados, Rodrigo Vicencio y Claudio Urrutia”, explica Barra.
 
Para el profesor Rodrigo Vicencio, académico DFI y Encargado del programa de prácticas de verano del FCFM, este año “el programa se desarrolló con total normalidad, con alumnos de Santiago, regiones y extranjeros que pudieron adentrarse en nuevas áreas y técnicas de la física derivadas de la amplia gama de temas que se investigan tanto en el DFI (FCFM) como en el DFC (Facultad de Ciencias)”.

Sobre el futuro del programa, señala que “nos gustaría innovar más en la generación de actividades que logren vincular a los estudiantes entre ellos y con otros profesores, para que no se aíslen tanto y puedan conocer qué están haciendo los otros científicos  y qué otras áreas se están explorando en los distintos grupos de investigación. Trataremos, el próximo año, de realizar una actividad de cierre más colectiva, ojalá que incluya un almuerzo en conjunto, para que haya más distensión y cercanía”, finaliza.
Comparte en...Share on FacebookTweet about this on Twitter