Científicos avanzan hacia la construcción de nanomáquinas

07-12-17 Rodrigo Arias 0 comentarios

La construcción de aparatos electrónicos del tamaño nanométricos es parte de los resultados de esta investigación, en él participó el académico FCFM de la Universidad de Chile, Marcel Clerc. El paper apareció en la última edición de la revista Physical Review Letter.

El grupo internacional, luego de tres años de trabajo, comprobó que las leyes físicas presentes en nuestra vida cotidiana (donde las escalas de medición son centímetros y metros) también se pueden repetir a escala de una milésima de milímetro (una millonésima parte de un centímetro), así lo confirma el Doctor Marcel Clerc, profesor del Departamento de Física de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, quien estuvo a cargo del diseño teórico de los experimentos.

El académico explica que este trabajo presenta posibles aplicaciones para la transmisión de datos, a escala nanométrica, tras la creación de un balancín nanométrico. “Estos siguen la misma línea que los balancines de los juegos infantiles de las plazas, pero nuestras creaciones en vez de moverse con los cuerpos de los niños lo hacen al aplicar deferencias de potencial eléctrico por medio de electrodos, derivando en un fenómeno conocido como resonancia estocástica”.

La realización del experimento requirió de distintos laboratorios, la mayoría en Francia, fue en ellos donde se construyeron los nano balancines, que es una “sala limpia” (clean room), donde se controla de manera estricta el número de partículas en el ambiente (temperatura, humedad, flujo de aire, presión, iluminación, etc.), además de necesitarse otra sala de estudio de oscilaciones, donde se instaló un complejo sistema de aparatos de medidas ópticos y cámaras de vacío para estudiar el nano balancín.

La investigación tuvo un valor anual de aproximadamente de dos millones de euros (2,3 millones de dólares), asociado a la mantención y sistema de seguridad.

 

El hallazgo y lo que viene

Este tipo de nanomáquinas serían de una importancia crítica para el desarrollo de optoelectrónica, es decir acoplar las partículas de luz con movimientos mecánicos. Es algo así como un “micrófono” entre fotones y movimientos mecánicos. En las siguientes etapas del trabajo científico buscaran fabricar balancines aún más pequeños, para establecer otros comportamientos físicos a dicha escala.

En la investigación participó también un grupo de científicos Centre de Nanosciences et de Nanotechnologies (CNRS) de la Universidad Paris-Sud y Universidad Paris-Seclay, quienes llevaron a cabo las pruebas de laboratorio y aplicaciones prácticas.

Para ver el artículo original publicado en la revista Physical Review Letter, favor revisar

https://journals.aps.org/prl/abstract/10.1103/PhysRevLett.119.234101

Comparte en...Share on FacebookTweet about this on Twitter